ladron1.- Nuca es tarde para arrepentirse, pero no dejes para mañana lo que Dios te pide para hoy.
2.- Nunca te rindas, ni siquiera en la situación más difícil y extrema: (Lc 23, 43) Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso
3.- Dios te escucha en tu necesidad, solo quiere oír de tus labios que estas necesitado de Él y que confías en su poder y en sus promesas:
(lc 23, 42) Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a establecer tu Reino.
4.- La esperanza es lo último que se pierde, la desesperación empeora la salida, porque la venganza y la ira ofuscan la mente y no dejan fluir a la razón y al espíritu.
5.- La cruz en Cristo es el paso a la resurrección y a la vida en plenitud, por ello no hay que temer a la muerte física, ya que el alma perdura en la eternidad.
6.- La cruz es el único modelo a seguir para no avasallar al prójimo, en unos casos y, en otros, para redimirlo de sus heridas y sus demonios. Pero sobre todo un camino que te hace madurar y entender las cruces de los otros.
7.- Si ofrecemos nuestra cruz a Dios imitamos a Cristo, en obediencia, ofreciéndose como victima al Padre para redimir al mundo.
8.- Huir de la cruz, queriendo evadirse de la misma, te llevará, tarde o temprano, a la muerte espiritual, a la enfermedad y a la destrucción de tu cuerpo con daños colaterales a tu familia: depresión, droga, sexo, juego y alcohol son un claro ejemplo de ello.
9.- La cruz, en ocasiones pasajera otras compañera permanente en el viaje de la vida, es una realidad que se impone siempre, con la que tenemos que aprender a convivir, para no terminar siendo aplastados por la misma.
10.-
Pelearse con la cruz es, de alguna manera, no aceptar nuestra propia naturaleza caduca, finita y vulnerable.
Pero no te entristezcas hermano, porque Jesús dice: (Mateo 11, 29-30) “Cargad con mi yugo y aprended de mi que soy manso y humilde de corazón y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.”  Ten fe en ello, porque el Señor, siempre, cumple sus promesas y empeza a disfrutar ya de ese descanso con las alas de la cruz.                                                                                    
¡Bendito sea el Dios que me dio la vida y me resucito a la esperanza de encontrarme con Él pronto, cara a cara! ¡Aleluya, por siempre! ¡Magnifico y poderoso es mi Dios! ¡En Ti todo lo puedo!
Autor: Pedro Chaves Rico                     Almendralejo 29/05/2015

Acerca de renaceralaluz

Decidí, hace mucho tiempo, vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos; es decir, intentar, en todo momento, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a la donación y, también, al amor para con los enemigos.

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s