amor-fraterno

Hoy Señor, Rey de reyes, vengo a ti, pobre, como siempre, mendigando tu amor, tus señales, que confirmes mi tarea: Unas veces encuentro respuestas, muchas otras silencio, creo que el silencio viene envuelto en falta de fe, porque a poco que estoy atento, se que tú me respondes de una y mil maneras. Gracias Señor.
Hace pocos días te pedía me dijeses como  ves Tú a las personas, para poder amarlas, yo,  como tú las amas. Me respondías en el silencio, que nos ves a todos como niños pequeñitos, puros, limpios, porque así nos has creado;  que la maldad es fruto directo o indirecto de las insidias de satanás en nuestras vidas, de su astucia para hacerse con nuestra voluntad. Por eso pides que estemos atentos a tu Palabra de vida, para que podamos vivir en la verdad, primera; con el espíritu puro y libre conque nos creaste en un primer momento. Señor como podré agradecer que me hayas llevado al conocimiento de esa verdad que eres tu mismo, me gustaría expresar con palabras este sentimiento que quiere salir de mi, para decir al mundo ¡despierta! que eres libre, rompe las cadenas de tu pecado, sal de tus miedos, eleva tu alma a Dios, y Él vendrá en tu auxilio. En realidad ya vino, dio su vida por ti y por mi, y espera que te rindas, que reconozcas qué, en Él reside toda verdad y todo poder. Cuanto amor hermano, Dios, sin necesitarnos, a dado su vida para que seamos libres; libre del egoísmo que nos ciega, libre de la lujuria que nos encadena, libres del orgullo que nos roba la convivencia y las amistades, libres de nuestra sabiduría interesada que nos lleva a tregiversar tus palabras, a malos caminos y nos enfrenta a nuestros mayores; libres del temor, porque en el que todo lo puede, Csto, encuentro la paz ¡Hermano despierta! confiesa tu pecado aún estás a tiempo, un cielo te espera y comienza ya aquí en la tierra. ¡oh! Papaito Dios cuanto bien me has hecho, a mi, gran pecador, soberbio, orgulloso, engreído, prepotente, impuro, criticón, incondescendiente, malpensado. Señor pecador soy, limpia mi alma, purifica mi mente, enséñame amar, alíneame con tu corazón.  Pecador  e indigno era, cuando Tú ¡oh Dios mio! me miraste. A pesar de mi vanidad e indefensión  me mostraste tu misterio y tu corazón. ¡Oh señor que no me separe de ti! ¡no me dejes tropezar !Dios mio! no quiero ofenderte, ni a ti ni a mis hermanos. Reconstruye mi casa -nuestra casa- porque así tu hijo, derramando su sangre, lo ha querido. Dame la gracia de amar Padre como tu mismo Amas. GRACIAS SEÑOR, INDIGNO SOY. Buenas noches

 

enc.png

Acerca de renaceralaluz

Decidí, hace mucho tiempo, vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos; es decir, intentar, en todo momento, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a la donación y, también, al amor para con los enemigos.

»

  1. lupita Catala dice:

    solo con un amor abierto al Padre es que se puede hablar y orar con nuestro.amado Padre gracias por compartir Dios te bendiga
    mi querido Pedro Shalom!!!

  2. Anónimo dice:

    hola!! Pedro!! buen día!! me a gustado mucho la forma en como le hablas a nuestro amado Jesús,con un corazón arrepentido, solo así podemos ver el amor de Dios! nos perdona y nos ama por que somos sus hijos,ruego al Padre por que perdure esa relación entre el Padre y tu. tu y el, el y tu,con amor fraterno.

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s