productividad-tomar-decision-saltandoEvangelio según San Lucas 24,35-48.
Los discípulos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Todavía estaban hablando de esto, cuando Jesús se apareció en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”.
Atónitos y llenos de temor, creían ver un espíritu,
pero Jesús les preguntó: “¿Por qué están turbados y se les presentan esas dudas?
Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean. Un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo”.
Y diciendo esto, les mostró sus manos y sus pies.
Era tal la alegría y la admiración de los discípulos, que se resistían a creer. Pero Jesús les preguntó: “¿Tienen aquí algo para comer?”.
Ellos le presentaron un trozo de pescado asado;
él lo tomó y lo comió delante de todos.
Después les dijo: “Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos”.
Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las Escrituras,
y añadió: “Así estaba escrito: el Mesías debía sufrir y resucitar de entre los muertos al tercer día,
y comenzando por Jerusalén, en su Nombre debía predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados.
Ustedes son testigos de todo esto.”

COMENTARIO: El primer dato importante que se extrae de la lectura de hoy es la importancia que Jesús dio a la eucaristía, porque solamente en el momento de partir el pan ante los discípulos de Emaús (este es mi cuerpo que será entregado por vosotros) es cuando ellos salen de su pena y de su ensimismamiento para ver que el mismo Jesús estaba allí presente con ellos y había resucitado.
La segunda enseñanza que se puede inferir de la lectura, cuando aún los discípulos incluso viendo a Jesús en persona albergaban temor y duda de que no fuese un fantasma, una ilusión óptica, es otorgarles paz poniéndoles de manifiesto, mediante pruebas físicas, pruebas empíricas; es decir, comiendo y mostrándoles las heridas que dejó la crucifixión en su cuerpo, que había vencido a la muerte, había resucitado y, por lo tanto, no habían perdido al amigo, al maestro, al Mesías: no estaban huérfanos y, por lo mismo, todas las esperanzas seguían en alto; ahora además entendiendo el sentido de la muerte de Jesús, ya predicha por los profetas en las escrituras.
Y para concluir, Jesús les pone de relieve que todo lo que ha pasado con Él, adquiere su verdadera dimensión y sentido, como también revelan las escrituras; para que, en su Nombre -no en el de ningún otro- el hombre en todas las naciones alcance el perdón de los pecados, mediante la conversión. Dato este muy importante que nos pone de relieve el sentido espiritual de la misión de Jesús

Conclusión: la lectura, por tanto, nos lleva a preguntarnos sobre la importancia que yo le doy a la eucaristía, si soy consciente de la presencia física real de Jesús en ella, si es un momento de encuentro vivo con Jesús, vivo, valga la redundancia. Después nos lleva a la misma alegría que llevó a los discípulos a contar con un Mesías que no se pudre en el sepulcro, sino que vive, es real, nos escucha y está cercano porque ha resucitado y nos ama hasta el punto de HABER DADO LA VIDA POR TI Y POR MÍ, pobres e insignificantes criaturas. Y la última, una llamada a la conversión, a un cambio de vida que sólo se puede operar en el Nombre de Jesús (no hay otra ideología, ni otros reclamos, solo se puede servir a un Señor, nosotros los cristianos sabemos cuál es), porque de lo contrario mis pecados no serán perdonados, porque únicamente él, Jesús, fue el que pagó por ellos.

Oración: te pido señor que tu palabra penetre en todo mi ser, hasta lo más profundo de mis huesos, para que, desde ahora, sólo viva de ti y por ti. Te confieso Jesús como mi Señor, pues solamente tú das sentido a mi vida; la llena de esperaza; y,desde tu palabra, renuevas mis ganas de vivir cada día. Amen.
Para un instante, observa si tienes otros señores a los que sirves, pídele perdón por adorar a esos ídolos de barro, y dile que deseas ese cambio de vida para servirle solo a Él; y que te conceda la fuerza del Espíritu Santo para hacerlo realidad en ti.

Buen día hermano en el Nombre de Jesús,ante Él toda rodilla se doble en el cielo y en la tierra.

Acerca de renaceralaluz

Decidí, hace mucho tiempo, vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos; es decir, intentar, en todo momento, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a la donación y, también, al amor para con los enemigos.

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s