Hoy Jesús reprocha a sus discípulos la falta de fe por su incapacidad para echar el demonio de un chico en su ausencia. Sólo con fe firme, y con oración añade Jesús al final de este Evangelio, es como obedecen los demonios.

También al padre del niño endemoniado le pregunta Jesús, que si cree, condición cuasi indispensable, como aparece en otras partes de la Palabra, para que la gracia de Dios se haga eficaz en aquellos que le piden algo. No obstante Jesús en su omnipotencía libera al niño aún a pesar de la poca fe del padre.

Tal vez hoy Jesús, ante nuestras dudas, podría hacernos el mismo reproche que a los discípulos a lo que añadiría igualmente lo que le dijo al padre del crío: «Todo es posible para el que cree».

La verdad es que hoy como ayer el hombre es bastante tozudo para confiar firmemente en Dios, muy tozudo pero también muy desmemoriado, de esta manera como a los discípulos se nos olvida, rápidamente, la cantidad de veces que Dios ha venido en nuestra ayuda, e incluso de los milagros que hemos visto de su mano fiel y poderosa.

No obstante no deberíamos estar contrariados por ese reproche, porque el mismo evangelio nos llena de esperanza al decirnos, que para el que cree todo le es posible, así como también el método para alcanzar el favor de Dios, que como podemos observar no es otro que la oración, en otras traducciones de este evangelio también añade el ayuno, pero la oración inequívocamente aparece en todas.

Enseñanza: Jesús nos invita con esta lectura, a pesar de nuestras dudas, a seguir confiando en su corazón generoso, nos invita igualmente a la oración, por lo que hoy deberíamos preguntarnos, qué tiempo dedico a cultivar la amistad con Dios, en relación, por ejemplo, con el tiempo que empleo en ocio o incluso en trabajar, que para muchos termina convirtiéndose en una forma más de evasión.

Oración: buenos días mi querido Jesús, mi amigo y maestro, mi Señor y Salvador. Hoy me presento ante tí un poco avergonzado, porque ante las dudas que en ocasiones me asaltan, no siempre miro hacia atrás para tener presente todos los males, dolencias y heridas de los que me has sacado y sanado: por todo ese bien que tú y tu mamá; nuestra mamita María habéis realizado en mí, le digo que me siento profundamente agradecido, también por todo lo que me has mostrado en tu presencia a lo largo de los años en la oración y otras, incluso, cuando yo estaba muy alejado de ti.Señor en este día voy ha hacerme un propósito, y es dedicar tanto tiempo a la oración -cuando menos- cómo le dedico al ocio.

Señor en este día voy ha hacerme un propósito, y es dedicar tanto tiempo a la oración -cuando menos- cómo le dedico al ocio.

https://evangeliodeldia.org/SP/gospel/2022-02-21

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s