Evangelio de hoy
según san Mateo (17,22-27):

En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos Galilea, les dijo Jesús: «Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.» Ellos se pusieron muy tristes.
Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron: «¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?»
Contestó: «Sí.»
Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: «¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?»
Contestó: «A los extraños.»
Jesús le dijo: «Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no escandalizarlos, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y págales por mí y por ti.»

Comentario: Jesús en este evangelio anuncia a sus discípulos anticipadamente su muerte y resurrección, para ir preparándolos para acontecimiento tan traumático y desgarrador para ellos. Jesús, además, sabía cual de sus discípulos lo iba a entregar y por eso en la última cena, en la que celebra la Pascua Judía con sus discípulos, también señala quien seria de ellos, y a continuación le dice a Judas, que hiciese lo que tenía que hacer; es decir que concluyese su traición. De esta manera vemos como Jesús, en el Plan Divino, se entrega voluntariamente a la muerte, porque a diferencia de otras veces, en la que escapó cuando intentaron arrestarlo o matarlo, en ésta, conociendo los planes del Padre para la salvación del hombre, no detiene a Judas, ni siquiera se esconde o huye para escapar de esa muerte tan cruel que le esperaba y que, como ya dijimos conocía por anticipado. De esta manera vemos, como Jesús estaba, más volcado sobre los demás (preparando a sus discípulos para que pudiesen afrontar su muerte) que sobre su propio bienestar, o sobre la tragedia que se cernía sobre su vida, la cual dejaba siempre en manos del Padre Celestial, en el cual tenía depositada toda su confianza.
En segundo lugar podemos observar, como a pesar de la venida de Jesús y de dar su vida, para nuestra conversión, muchos, y cada vez parece que más, pasan de largo desatendiendo sus palabras y vemos cómo hoy, al igual que entonces, los gobernantes ponen grandes yugos sobre sus gobernados, mientras ellos ponen a salvo sus vidas, las de sus familiares y amigos, con la recaudación de impuestos de extraños, es decir del resto del pueblo.

Quedémonos, no obstante, con lo positivo, sabiendo que Jesús a cambiado a lo largo de los siglos, y lo sigue haciendo hoy en día, el corazón de multitud de personas (muchos de ellos, incluso, con vidas desechas) sus testimonios se pueden encontrar en las mismas redes sociales, y al menos, para ellos, para su entorno y para gloria del Reino de Dios, la muerte de Jesús no ha sido en vano hasta el día que llegue su manifestación definitiva sobre el hombre y sobre la tierra.

Oración: buenos días Señor y Dios nuestro, te alabamos y te bendecimos en este nuevo amanecer que nos otorgas. Te pedimos que nos alejes del mal y que, igualmente, nostros tampoco le demos entrada en nuestro corazón. Por otro lado, agradecemos, los méritos de tu pasión y muerte, porque con ella nos has devuelto la filiación divina, y nos has hecho participes de las alegrías del cielo; en el cual también nos preparas una morada Junto al Padre.
Para terminar, mi querido Jesús, te pedimos ese amor semejante al tuyo, más volcado sobre las necesidades de los demás, y su Salvación Eterna, que por el bienestar propio, el cual a ejemplo tuyo, depositamos en el tierno y generoso corazón del Padre Celestial.

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s