descargaLAS TENTACIONES DE JESÚS: En aquel tiempo, el Espíritu llevó a Jesús al desierto, para que el diablo lo pusiera a prueba.  Después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, sintió hambre. El tentador se acercó entonces y le dijo: Si eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes. Jesús le respondió: Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Después el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo  y le dijo: Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: Dará órdenes a sus ángeles para que te lleven en brazos, de modo que tu pie no tropiece en piedra alguna. Jesús le dijo: También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios.  De nuevo lo llevó consigo el diablo a un monte muy alto, le mostró todos los reinos del mundo con su gloria y le dijo: Todo esto te daré si te postras y me adoras. 10 Entonces Jesús le dijo: Márchate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y sólo a él le darás culto. Entonces el diablo se alejó de él, y unos ángeles se acercaron y le servían.

• En el primer versículo podemos observar que las tentaciones son consentidas por Dios, porque es el mismo Espíritu el que lleva a Jesús al Desierto para que sea probado. Esto quiere decir que la tentación es un camino de superación personal y de acercamiento a Dios, con el que vamos a encontrarnos siempre, por el cual no debemos perturbarnos ni considerarnos índignos o malos. Un itinerario que revela nuestro amor hacia Dios y nos confronta con la verdadera dimensión de nosotros mismos.
• Seguidamente observamos que Jesús combate a maligno en las tres tentaciones siempre con la misma táctica: en primer lugar, con la palabra de Dios -con las Escrituras- y, en segundo lugar, no entrando en dialogo con el tentador. De este modo de actuar de Jesus, la lección que podemos extraer, primeramente, es que la palabra de Dios es en sí misma suficiente y eficaz para combatir a satanás cuando nos alimentamos y vivimos de ella (por tanto, un imperativo para el creyente conocerla y asimilarla como viva y eficaz). La segunda enseñanza que se extrae, es la de no detenerse en la tentación, como ya se ha dicho, porque al final seremos convencidos de que el pecado no es tan grave y, por lo mismo, terminaremos justificándolo y cayendo en la trampa del tentador.
• Pasando ya en sí a las tentaciones, en la primera de ellas vemos, que se despiertan en Jesús, como hombre que era, los apetitos del cuerpo: sintió hambre, nos dice las Escrituras. Y Jesús con la contestación que dio al tentador <<no solo de pan vive el hombre>> que pude servir de referencia para cualquier otro tipo de apetencia o deseo carnal, nos recuerda lo que ya hemos experimentado y vivido muchas veces los que hemos tenido la dicha de haber conocido a Dios; es decir que estamos gozosos sirviendo a Dios por el conocimiento y la adhesión a su Palabra de Vida, sin necesidad de tener sexo, estar de fiesta o de vacaciones, tener un estimulante a mano, un buen sueldo, un trabajo que nos ocupe todo el tiempo donde evadirnos de los problemas, etc. Como tambien habrá podido experimentar aquella persona que solo vive por y para los deseos que estos no colman sus inquietudes, sino más bien las acrecientan.
• En la segunda tentación a Jesús se le incita a saltarse las reglas establecidas por Dios mismo; es decir a usar sus poderes rebelándose, de este modo, contra su misma naturaleza humana. Esta fue también la tentación de Adán y Eva, saltarse las reglas establecidas por Dios; no conformarse con lo que Dios les había dado que, por cierto, era todo lo que necesitaba un ser humano para ser feliz: entre otras experiencias la gozar de la misma presencia de Dios. Esta es la tentación que sufrimos los hombres a Diario, saltar por encima de las leyes establecidas por Dios en los mandamientos y en nuestra condición de criaturas. Nos frustramos cuando no aceptamos nuestros límites e incapacidades y los límites de los demás y, para ello, nos rebelamos contra Dios recurriendo a la extorsión, a los estupefacientes, al robo, a la brujería, Nueva Era, etc. Nos frustramos igualmente cuando actuamos contra nuestra propia naturaleza, porque el hombre fue hecho para amar y una persona no puede amar si mutila su cuerpo o va contra la misma vida humana. Tan es así que en cierta ocasión escuché a una mujer decir, que ella perdió su capacidad de amar tras someterse a un aborto inducido.
• La tercera tentación que sufrió Jesucristo fue dirigida a su ego, es decir el deseo que todo hombre tiene de ser “adorado”, alabado de los demás: unas veces por su poder y o traa por sus riquezas. Y cuando uno pone su confianza en el poder y en el dinero, deja de dar culto al verdadero Dios, que todo lo puede, para adorar y postrarse ante aquello que es caduco y que nos separa de Dios. Ya lo dice la misma escritura: porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón (Mateo 6, 21). Por tanto, el buscar el dominio sobre los demás y las riquezas como fin, es darse culto a uno mismo y por ende a Satanás que, a través de ellas, quiere llevarnos a nuestra propia destrucción separandonos de Dios.
• La última lección que recibimos de las tentaciones de Jesús, es la confirmación de que, rechazando la tentación, amando a Dios por encima de todo y de nosotros mismos; es decir sometiendo nuestra voluntad a la suya, Él mismo viene a completar, luego, nuestros vacíos y necesidades: <<Entonces el diablo se alejó de él, y unos ángeles se acercaron y le servían>>.

Acerca de renaceralaluz

Decidí, hace mucho tiempo, vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos; es decir, intentar, en todo momento, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a la donación y, también, al amor para con los enemigos.

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s