Buen dia Jesús mío y Dios mío. Ayúdame en este día, y siempre, a aceptar la contradicción: la limitación propia y ajena. Ayúdame a amar a los que no te aman; a los que han levantado un muro ante ti y ante tus profetas, ya que tú -en tu infinito amor- los hicistes libres y no esclavos: semejantes a tí. Abre los ojos de mi entendimiento y mi corazón, para depositar mi anhelo de conversión y cambio en la acción del E. Santo y no en la lógica de mi razón oscurecida por el pecado y por mi ego. Ante la presunción, Señor, hazme recordar, siempre, el abismo de donde me rescataste; y ante la tentación de bajar los brazos y los imposibles, creer en tu palabra (para Dios todo es posible). Por esto, para no desmayar y ser grato a tus ojos, te pido que aumentes mi fe y mi esperanza, aquella que no pueden dar los hombres, por su propia inconsistencia y condición limitada.

¡Alabado seas Padre por tu amor! ¡Gracias a tu amor soy libre y por tanto persona; responsable de mi voluntad y de mis actos! ¡Bendito seas Dios mio, por despojarte de tu condición para hacerte siervo: obediente al Padre y esclavo de la voluntad de los hombres; aquellos que te asesinaron porque tus palabras, les devolvía la imagen, como un espejo, de su propia iniquidad. Sin embargo, el hombre, no aprendió la lección, se repite en la historia con los mismos actos. Pasó, también, con el protomártir Esteban, cuyos asesinos se tapaban los oídos para no escucharle, y sigue pasando hoy cuando la gran mayoría de los hombres no quieren saber de moral y ascesis, y otros tantos de los que te siguen, acomodan tu Palabra a sus miedos, o a la tiranía de su lógica personal y de su concupiscencia.

Un abrazo Señor ¡Que tu nacimiento, niño Jesús llene nuesta vida de renovada esperanza! Porque sé que para muchos hombres y mujeres de buena voluntad; esta venida al mundo, no ha sido en vano. ¡Ven con poder Espíritu Santo e introdúcenos en la Verdad, en el  Misterio de lo que aún no entendemos, con un nuevo Pentecostés que nos saque de la comodidad y de los miedos!

Lectura del día.  Hechos de los apóstoles (6,8-10;7,54-60):

En aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en medio del pueblo. Unos cuantos de la sinagoga llamada de los libertos, oriundos de Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia, se pusieron a discutir con Esteban; pero no lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba. Oyendo estas palabras, se recomían por dentro y rechinaban los dientes de rabia. Esteban, lleno de Espíritu Santo, fijó la mirada en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús de pie a la derecha de Dios, y dijo: «Veo el cielo abierto y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios.»

Dando un grito estentóreo, se taparon los oídos; y, como un solo hombre, se abalanzaron sobre él, lo empujaron fuera de la ciudad y se pusieron a apedrearlo. Los testigos, dejando sus capas a los pies de un joven llamado Saulo, se pusieron también a apedrear a Esteban, que repetía esta invocación: «Señor Jesús, recibe mi espíritu.»

Luego, cayendo de rodillas, lanzó un grito: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado.»

Y, con estas palabras, expiró.

Sal 30,3cd-4.6 y Sab 16bc-17

R/.A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu

Sé la roca de mi refugio,
un baluarte donde me salve,
tú que eres mi roca y mi baluarte;
por tu nombre dirigeme y guíame. R/.

A tus manos encomiendo mi espíritu:
tú, el Dios leal, me librarás.
Tu misericordia sea mi gozo y mi alegría.
Te has fijado en mi aflicción. R/.

Líbrame de los enemigos que me persiguen;
haz brillar tu rostro sobre tu siervo,
sálvame por tu misericordia. R/.

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quire decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s