Buenos días. Feliz Navidad. Dios viene al mundo para traernos una esperanza realizable. Una esperanza de amor, paz, convivencia y Eternidad. Con sólo nuestras fuerzas es imposible. Pero lo que para nosotros es imposible, Jesús nos dice que Él lo hace factible por nuestra conversión: deseo sincero y empeño de renunciar al pecado y a la vida anterior dirigida por el ego. Dios nace, camina entre nosotros y se ofrece así mismo te para hacer el camino junto a ti, un año más, hasta que alcances la Meta. No dejes pasar esta oportunidad porque puede ser la última (no sabemos el Día ni la hora y los tiempos no son los más propicios). Lo que sí sabemos, de todos los que se han convertido a Dios en Espíritu y Verdad -y han renovado sus vidas en Cristo- es que ninguno de ellos se ha arrepentido. Por tanto no tengas miedo y suelta tus apegos y esclavitudes terrenales. Haz un examen sincero, de conciencia, de todos esos apegos: a las personas, al victimismo, al dinero, a la mentira, a la comodidad, a la propia imagen, al afan de protagonismo, al vicio… etc. Como dice el cardenal Sarah: cierra todas las puertas para dejar solo abierta la puerta de Dios. Un beso en Cristo 😘. Dios te bendiga. Nos vemos pronto, por aquí o en el cielo.

¡Que vacío tan grande vivir sin Esperanza, aferrado solamente a las realidades terrenales pasajeras…!

Pd. Gran lección para los que rigen los destinos de la tierra y para nosotros mismos la que nos muestra el vídeo de la entrada.

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quire decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Los comentarios están cerrados.