Jesús en el Evangelio de hoy, comparándose con un esposo, nos está dando a entender que Él es la fiesta y el regocijo del hombre, Él es el amigo del alma y a esta le es suficiente estar con él: ella, en su compañía, encuentra el amigo fiel, entregado y omnipotente que siempre había estado buscando.
Jesús, además, nos deja otra enseñanza hoy, y es que con su llegada al mundo, inaugura un tiempo nuevo, atrás queda el tiempo de la ley, por la ley; del cumplimiento, de lo externo, para ganarse el favor de Dios. Jesús viene a dar una vuelta de tuerca a la prescripción, a la ley; de ahí lo de ¡A vino nuevo, odres nuevos! Con lo cual nos da a entender que lo verdaderamente importante es Él, que quiere hacer de sus discípulos y por extensión de todos sus seguidores, un hombre nuevo con una mente y un corazón nuevo, donde el fondo este por encima de las formas, donde lo que importa es adentrase en las profundidades de su Evangelio para vivirlo en espíritu y verdad, y que las obras sin un corazón convertido, no alcanza para la salvación. Podremos engañar a los hombres, con las prácticas externas, pero no así a Dios que conoce muy bien que alberga nuestro corazón.
El ayuno es importante, siempre y cuando entendamos que no nos podemos separar de las fuentes de la Gracia, sin apartarnos, como nos señala en otra parte las escrituras «ni a izquierda ni a derecha»; es decir, todo lo que queda al margen de la Revelación, lo aprovecha el diablo, con su astucia, para sacarnos del camino disfrazado de espíritu de bien, en ocasiones hasta dentro de la misma iglesia.
——>>https://evangeliodeldia.org/SP/gospel/2022-01-17

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s