Evangelio del Día San Marcos 16,15-18.

El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará.
Jesús envía a sus discípulos a predicar la buena noticia del Evangelio, la alegría de saber que el Reino de Dios está entre nosotros, que ha venido para quedarse y para hacernos también a nosotros hijos de Dios y herederos de todas sus promesas, la más grande de todas, a saber, alcanzar la Vida Eterna junto a Él en el paraíso. Que este Reino, no es otro, que Jesús entre los hombres, el solamente lo puede dar, y ello por ser él mismo, Dios, y porque para eso ha venido al mundo. Ahora bien, para acceder a él, se deben dar dos requisitos: primero hay que creer en Jesús identificándose con él en todo; es decir aceptar su Palabra y sus mandatos en su integridad. Y la segunda condición, dejarse bautizar mediante la unción que trae el Espíritu Santo, el cual nos capacita para que nuestro esfuerzo no sea en vano (a consecuencia de nuestra naturaleza caída) y que, además, pueda dar frutos.
Jesús añade que los signos que nos acompañarán, serán algunos de los que él mismo tiene en su omnipotencía.

Oración: Señor ante ti me presento un día más con esperanza y alegría, sabiendo que me he quedado con la mejor parte, por pura misericordia tuya. Te doy gracias por tu llamado, por haberte conocido y reconocido tal cual eres: por haber puesto palabras de vida en mí corazón y en mí entendimiento. Sé Papá que mi fe aún es muy débil, pero tú eres compasivo y paciente del mismo modo que lo fuiste con tus apóstoles y, además, conoces los secretos de mi corazón. Es por ello que no se te ocultan mis intenciones, las cuales no son otras que seguirte y servirte tal y como tú me pides. Papá aumenta mi fe, trae un nuevo Pentecostés para mí y para mis hermanos, y así, mediante la unción del Espíritu Santo, podamos dar todos frutos de amor con esas señales que nos confiarás, para que el mundo crea en ti.
Señor también te pido fortaleza para confesar mi fe; e integridad para hacerla vida en mí ¡tú conoces mi debilidad…!
¡Te amo Padre, en ti he puesto mi confianza, acompaña mis pasos en el día de hoy y que tus ángeles me recuerden en todo momento que tú vienes conmigo!

https://evangeliodeldia.org/SP/gospel/2022-01-25

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s