Evangelio según San Marcos 6,7-13.
Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros.
Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero;
que fueran calzados con sandalias, y que no tuvieran dos túnicas.
Les dijo: «Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir.
Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos».
Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión;
expulsaron a muchos demonios y curaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo.

Comentario: Vemos en este Evangelio como Jesús en vía a sus discípulos a predicar a los pueblos para que exhorten a la conversión dándoles poder, a demás, para sanar y expulsar demonios. Y los envía sin provisiones para que se den cuenta, que Dios es providente y que el trabajador del Reino, como cualquier otro trabajador merece su recompensa, también es un modo de que la gente se acerque a ellos, no por las riquezas materiales que porten o por su apariencia exterior, sino por el poder de la Palabra, que junto a los signos que la acompañan, los milagros, den a conocer al pueblo que ese mensaje realmente viene de Dios y no de los hombres; en otro pasaje nos dice también que les ordena, que no se distraigan por el camino con nadie. De lo cual se desprende que apartar la vista del camino trazado por Dios y distraerse en otros asuntos, nos saca de lo que realmente importa, atrasando o impidiendo la llegada del Reino de Dios en nosotros y en nuestros hermanos (es como la semilla que cae en el camino, vienen los pájaros y se la comen). Finalmente vemos, que Jesús no solo desea nuestra conversión, sino que también otorga
de poder a sus discípulos, para que estos lleven a las personas una sanación integral; es decir la curación psíquica y física de los enfermos.
Hoy Jesús es el mismo que ayer, las enseñanzas siguen siendo igualmente válidas (cielo y tierra pasarán, más mis palabras no pasaran) y el sigue otorgando su espíritu, el Espíritu Santo, para predicar y sanar, solo que a veces muchos de estos dones no se activan en nosotros, por falta de fe, o porque estamos demasiado distraídos con las cosas de este mundo como para que nos demos cuenta, que en Dios tenemos todo lo que buscamos en otros sitios, que, por su raíz contaminada, no pueden darnos.
Oración: buenos Días Jesús, hoy una vez más me pones de manifiesto, que en tu palabra y en tu persona, tengo todo lo suficiente para encontrar esa realización personal de la que habla el mundo tanto y que para nosotros los que esperamos y confiamos en ti, sabemos que no es otra que la Vida de abundancia que hallamos cuando en obediencia seguimos el camino que nos señalas, entre otros, amar al prójimo como tú mismo nos has amado: para esto nos creaste y para esto, también nos redimiste, pero sabemos que llevarlo a término sin la gracias que tú has conferido a tu Iglesia, es una misión imposible. ¡Gracias Padre, una vez más, por todo lo que nos has revelado por tu hijo, y por habernos atraído hasta Él! ¡Gracias…!

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s