En el evangelio de hoy vemos como los discípulos después de que Jesús les diese su espíritu de dominio sobre los espíritus impuros; de sanación y de palabra para anunciar la venida del Reino de Dios, vuelven al Maestro y entusiasmados le cuentan todo lo que habían hecho. Entonces, el corazón compasivo de Jesús, se percata de que necesitan descansar y se los lleva a otro lugar lejos de la vista de la gente; algo que no logran porque entre la gran muchedumbre de personas que acudían a Jesús algunos se dan cuenta del lugar hacia donde se dirigen.
Relata el evangelista que Jesús al ver de nuevo a esa multitud de personas que les seguían y que ni siquiera les dejaba tiempo para comer, se compadeció de nuevo de ellos porque estaban, dice literalmente: como ovejas sin pastor; es decir desorientados, perdidos.

Seguramente sí viniese hoy Jesús el relato sería idéntico porque, hoy más que nunca, el hombre está perdido, todas aquellas seguridades humanas donde había depositado su confianza han caído, como baraja de naipe, o están a punto de hacerlo. Así vemos como los políticos no los representan, han renunciado a todos los valores por ganar un puñado de votos a costa de que el mismo barco se hunda; la inflación crece a pasos agigantados, al mismo ritmo que la desigualdad entre pobres y ricos; por todos lados suenan tambores de guerra; los jóvenes desnutridos al igual que sus padres por carecer de sentido de trascendencia (de Dios, de Plenitud), de valores imperecederos que llevan a puerto seguro -pase lo que pase- caen en multitud de vicios: hay que ser casi un héroe en esta época para ser Joven y no caer en alguno de ellos, los tienen tan cerca de la mano, como dista su dedo del celular donde están, prácticamente, todas las puertas para acceder a ellos.

Para no alargar el comentario y seguir con la decadencia a la que nos vemos abocados y que parece no tocar límite en esta sociedad del «bienestar», solo comentar que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y los ansiolíticos y antidepresivos los fármacos más demandados en España, por detrás de los antipiréticos y antiinflamatorios que son de uso común para toda la población: busquen y vean en internet, está información la encontrarán recogida en diarios nacionales y de provincias.

Pues sí, hoy también Jesús se compadece de nosotros, está ahí invitándonos como entonces a seguirle, a nutrirnos de su palabra porque ella nos orienta, nos da perspectivas y por lo mismo nos llena de paz. Con ella también podemos redimirnos en la presente vida, no hay ningún descartado por muy famélica que se encuentre su alma, con Jesús no estamos sometidos a ningún karma que nos impida cambiar de situación; Jesús ya pagó la deuda de nuestros pecados y aberraciones ante el Padre a cambio de su vida, y para eso nos dejó la confesión donde él nos limpia y nos sana por el arrepentimiento. En fin… que como ya sabéis la mayoría de vosotros, aunque algunos aún les cueste reconocerlo públicamente, Jesús es la solución al vacío existencial, a la desorientación y perplejidad que tenemos ante este mundo inconsistente que se desmorona por momentos.

Oración: Señor Jesús, hermano y amigo, mi buen pastor compasivo, hoy reboso de alegría, al acordarme de tus palabras: porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado. Y comenzaron a regocijarse… Más que en ningún otro sitio lo celebraron en el Cielo. ¡Gracias, un abrazo mi amado Jesús…!
https://evangeliodeldia.org/SP/gospel

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s