«pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita el arma en la que confiaba y reparte sus bienes.»

Jesús en el El evangelio de hoy, por boca de los fariseos, nos muestra la mezquindad de nuestra alma, la cual se niega a reconocer la evidencia, los hechos y la verdad cuando Jesús le devuelve el habla a un mudo. Así sucede en unos casos por envidia y en otros cuando confiando en nuestra sabiduría y fortaleza nos anclamos en el egoísmo y en nuestra área de confort, cuando no en el pecado.

Pero Jesús hoy, con un argumento aplastante, les hace ver a los fariseos que su poder no puede venir del demonio, porque éste, en su maldad y por principio, no puede hacer obras buenas ya que se destruiría a sí mismo.

Finalmente Jesús nos advierte que solo en Dios estamos a salvos del mal, que de nada sirve confiar en nuestro conocimiento y fortaleza porqué por debajo de Él, siempre habrá alguien u alguna otra fuerza del mal que nos arrebate aquello que nosotros creíamos tener a buen resguardo, ya sean bienes temporales o inmateriales como la estabilidad emocional y psíquica.

Oración: buenos días mi querido Jesús, gracias por esta mañana en la que sigues confiando en nosotros y nos ves, un día más, con ojos de misericordia. Te pedimos fe y fortaleza para no defraudar las expectativas, que como buena madre, paciente y confiada, sigues depositando sobre nosotros, para que actuemos en la voluntad de tú Padre amado. Te pedimos al mismo tiempo sinceridad de corazón y la suficiente humildad para reconocer lo vulnerables que somos: aún acompañados. Lo sabemos bien por las últimas tragedias que nos están asolando en los últimos años y todavía así nos resistimos a tu Palabra a cambiar; a reconocer que solo en tí está la Vida.

https://evangeliodeldia.org/SP/gospel/2022-03-24

Acerca de renaceralaluz

Decidí hace ya mucho tiempo vivir una vida coherente en razón de mis principios cristianos, lo que quiere decir que intento, en la medida que alcanzan mis fuerzas, llevar a la vida lo que el corazón me muestra como cierto: al Dios encarnado en Jesucristo con sus palabras, sus hechos y su invitación a salir de mi mismo para donarme sin medida. Adagio: El puente más difícil de cruzar es el puente que separa las palabras de los actos. Correo electrónico: 21aladinoalad@gmail.com

Puedes dejar tu opinión sobre esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s